La adicción a la comida es algo bastante común entre los adolescentes y como todas las adicciones ya sean a sustancias o comportamientos adictivos, está adicción, a veces, es más difícil de identificar porque la persona que la sufre aparentemente mantiene sus costumbres y hábitos sin causar ninguna sospecha. Los adolescentes pasan desapercibidos, incluso dentro de la familia.

La adicción a la comida: la anorexia y la bulimia.

¿Qué es lo que empuja a las niñas, que son las más afectadas, a ayunar, a atracarse a comer o a vomitar varias veces al día? Probablemente lo mismo que puede sentir un adicto a cualquier sustancia, es una dificultad emocional y está dificultad es un intento desesperado de percibirse a sí mismo a través de mecanismos de placer inmediato. Los estudios sobre la anorexia y la bulimia demuestran y coinciden que la principal causa del trastorno es psicológica.

¿Cuáles son los factores que causan un trastorno de la Alimentación?

  • Autoestima baja
  • Dificultad para manejar emociones
  • Búsqueda de la perfección
  • Impulsividad
  • Obsesión
  • Miedos

También intervienen factores socioculturales, en particular, nuestra cultura, una cultura que hace creer que la delgadez es lo correcto, también se suman los factores familiares. Estos factores que crean mayor vulnerabilidad dentro de la familia pueden ser:

  • Miembro de la familia que tiene o ha tenido un trastorno depresivo u obsesivo-compulsivo, o una dieta o peso
  • Problemas de alcohol o drogas
  • Otras adicciones patológicas

El niño o la niña que crece en tal ambiente puede que desarrolle una sensación de desconfianza con respecto a la capacidad de reconocer y descifrar sus estados internos. Durante el crecimiento, descubrir estos estados, las emociones y los sentimientos serán amenazadores. El ayuno prolongado, por lo tanto, es una especie de “medicina” para paliar ese dolor, porque causa una alteración de la conciencia, una distorsión perceptiva, una especie de anestesia contra la angustia insoportable que el adolescente experimenta cada vez que siente emociones que no puede manejar en otra manera.

En la pubertad, muchos niños y niñas, cuando les cambia el cuerpo y no corresponden a patrones culturales, las primeras dietas hacen que se sientan mejor acerca de sí mismos /as. Adquirir una sensación de dominio que puede cubrir la sensación de impotencia y pérdida de control. Los adolescentes en este período de la vida se enfrentan a decisiones que van hacia la construcción de una identidad. Algunos/ as eligen el cuerpo como un objeto de control.

Para la mayoría de las personas que tienen cualquier tipo de adicción, la conciencia de tener un problema es escaso y el temor de enfrentar un cambio es muy fuerte, los tratamientos  y el programa que ofrecemos en Momento están basados ​​en un enfoque clínico integral y son particularmente efectivos. Puedes pedir más información por medio del formulario de nuestra página web o llamarnos sin compromiso.

www.adiccionesmadrid.es

¿Te gusta esta página?
[Total: 1 Average: 5]